Nuestres compañeres de Todo Mejora en Chile elavoraron esta guía que responde a la necesidad de dotar de información sencilla y actualizada a los diferentes equipos de salud, educación y justicia que trabajan con adolescentes lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI), además de sus familias y su entorno protector. Su objetivo final es ser un aporte en la promoción del bienestar y la prevención del suicidio de NNA que sufren violencia por su orientación sexual y/o identidad o expresión de género (OSIEG).

Está dirigido a funcionarios del sistema de salud, público y privado, personal escolar y profesionales de justicia, con el fin de incentivar el desarrollo de servicios afirmativos, a través de informar para comprender y facilitar el trabajo con sus usuarios/as de sexualidad diversa. Lo anterior se entiende como un compromiso de la Fundación Todo Mejora por responder a las recomendaciones dadas por la Organización Panamericana de la Salud para el abordaje de la salud de adolescentes y jóvenes lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales.

En una primera parte se expone el marco de derechos sexuales y reproductivos sobre los cuales se deben desarrollar los diferentes servicios de salud. Luego se presenta una sección donde se revisan los conceptos clave necesarios para entender la diversidad sexual. En la tercera parte se explora el concepto de discriminación, revelando las consecuencias para la salud que podría tener la permanente exposición a ella.

En la siguiente parte se desarrollan las diferentes barreras en el acceso a la salud que las personas de sexualidad diversa pudieran encontrar y las consecuencias que estas barreras pueden tener sobre la calidad de la atención de salud entregada. Por
otro lado, para ilustrar los diversos contextos en los cuales NNA LGBTI tienen dificultades y pueden ser vulnerados/as, se presentan cuatro casos específicos con preguntas guía para repensar las situaciones expuestas.

Finalmente, se presentan dos secciones en que se encuentran sugerencias prácticas para transformar los espacios de atención en lugares amigables con la diversidad sexual y para desarrollar una conducta inclusiva con los usuarios lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales.