Por Ophelia Pastrana

Para leer la columna de Ophelia en Inglés, haz click aquí.

Y así como así.. Esta semana cumplo 10 años del inicio de mi tratamiento hormonal. Así entonces 9 años desde el inicio formal de mi transición. Ya saben, luego de toooodo un año en hormonas hasta que encontré en mi el saber decir que “si.. sí quiero transicionar”.

Celebremos. 

10 años de reinvención. 10  años de alegría. 10 veces que he soplado las velitas mientras  alguien canta “feliz cumpleaños.. Ophelia”.

También son 10 años de aprender, y reaprender y re-evaluar..me. 

Seguro habrá mucho que decir acerca de cómo eran las cosas para mí, antes de arrancar. Pero dado que a ustedes les llega hasta ahora el inicio de este hermoso viaje, siento que sirve más si nos comparto tres importantes aprendizajes que adquirí y de cómo son las cosas para mi.. hoy. 

Ahorita. Luego de haber subido, y bajado, de la montaña rusa en por lo menos cien ocasiones. 

Con visión 20/20 y certeza de conocimiento. 

Ojalá les sirva, y les pueda dar herramientas para lidiar con lo que viene. Una idea de cómo se ve la vida luego de pasar años.. Siendo trans.

Ahí le va, en ningún orden en particular

Lección #1 Absolutamente todo el mundo te va a decir que vas “muy rápido” con tu transición

¿Por? Pues es que nadie ve los meses que pasamos mero pensando en la transición. Meses de diagnosticarnos con lupa frente al espejo. Nadie dimensiona cuántas horas pasamos en la compu mero googleando del tema. O viendo a otras personas hablar del tema. Pocas personas entienden lo que es ver nuestras fotos y no entenderlas.

Sienten que vas rápido porque generalmente nadie piensa en nadie que no sean elles. Y cuando les llegas con la noticia les toma por sorpresa ya que no tienen costumbre alguna de pensar que la gente puede cambiar las cosas para avanzar con su vida. Y eso ya no es nuestra culpa la verdad.

Lección #2: Puedes transicionar varias veces

Así tal cual. Ser trans no es darle a un switch que una quemes el cartucho ya no puedes volver.  Puedes transicionar seis veces.. si así lo deseas. En un sentido o en ambos sentidos, o hasta sin sentido. Cada que algo no te guste puedes transicionar de nuevo. O destransicionar. O retransicionar.

Y quien es para ti, estará para esas cien transiciones. No solo para una. Y estará sin condiciones.

Lección #3: Todes están en transición.

Por que.. ¿Qué es ser trans? ¿Cambiar quién eres? ¿Modificar tu cuerpo? ¿No sería entonces el modificar tu cuerpo “contra tu genética” el usar lentes? ¿brackets? ¿ir al gym? ¿hacer dieta?…

Nadie es “natural”. Nadie “respeta la genética”. Nadie nace con ropa. La prueba que todo el mundo modifica su cuerpo es que ninguno de los procedimientos o cirugías por las cuales atravesamos las personas trans.. ¡ninguno se diseñó exclusivamente para las personas trans! 

Y eso está bien. Cirugías que chulas que son y que a mucha gente le sirven.

Todes están en transición.

Nomás que se asustan que a una le guste ser trans. Si se fijan van a topar que mucha gente ni quiere admitir que se operó la nariz o cambió algo de su vida para su bien y por autoamor. ¡Qué lástima! 

Además cuando la ciencia de la medicina de modificar nuestros cuerpos es hermosa.

Como tú. Como yo.

Al inicio de mis 10 años, nunca pensé que nada de esto fuera verdad. Recuerdo pensar que era la única persona trans del mundo. Que transicionar era una suerte de viaje a Marte sin retorno ya que arrancas.. Y que por esto te tocaba aguantar todas las consecuencias. Y no.

Las transiciones son para siempre, pero porque siempre te vas a querer reinventar. Seas trans o no.

Me tomó demasiado tiempo entender que mucha gente quisiera tener nuestra libertad de poder decir “estoy transicionando”. Pero no se les enseñó a apreciar decirlo. Y les salta que una lo celebre.

Ni modo. Lo verán luego. Y eso está bien. Igual y ojalá puedan aprender tanto de sus transiciones como yo he aprendido de la mía en estos 10 años.

Todes están en transición, nomás no cualquiera sabe vivirlo.

Ophelia Pastrana es parte de nuestro Consejo Técnico. Física y economista de profesión, Ophelia es la creadora de contenido trans más visible en Hispanoamérica. Incluída en la Lista de las 100 Mujeres Mexicanas más Poderosas de Forbes México desde 2018, Ophelia es blogger, comediante, artista y conferencista.