Por Alma Ibáñez.

Un día como hoy, 29 de Mayo, pero en 1934 nace en Parras Coahuila la activista, directora, escritora, poeta, locutora, cineasta y doctora en letras Nancy Cárdenas.

Desde temprana edad, Nancy manifestó interés por el arte drámatico y las letras. A la edad de 20 años ya participaba como locutora de un programa de radio llamado “Poesía en Voz Alta”. Un año mas tarde se inclinaría por la actuación participando en la obra “Enterrar a los Muertos”.

En 1960 publicó su primera obra titulada “El cántaro seco”, y su nombre comenzó a resonar en diversos medios impresos y revistas culturales en las cuales colaboraba, esto la llevaría a ser becaria en la Universidad de Yale, en Estados Unidos, donde comenzó a estudiar artes escénicas.  Es durante este período que Nancy presenciaría el nacimiento de la liberación feminista en los Estados Unidos, lo cual fue un parteaguas en su vida.

En 1961, Nancy consiguió una beca del Centro de Estudios Cinemátograficos y Lengua y literatura Polaca en Lodz Polonia, donde estudió Cine y dirección teatral.

Ya de regreso en México y como becaria de Centro Mexicano de Escritores, jefa de Producción de Radio Universidad y coordinadora del Cine Club de la UNAM, Nancy tenía poder sobre la oferta cultural convirtiéndose en una persona influyente, lo que le serviría para abrir la brecha del movimiento estudiantil que comenzaba a surgir.

Con la colaboración de su amigo, el escritor mexicano Carlos Monsiváis, ponen en escena la obra “El efecto de los rayos gamma sobre las caléndulas”, lo que le valió el premio de la Asociación de Críticos de teatro en 1970. La mayoría de sus obras contenían mensajes políticos, influenciados por el movimiento estudiantil de 1968.

No obstante, al encontrarse en un medio tan diverso como el cultural y notando la represión, violencia y discriminación que rodeaba al ambiente homosexual, en donde se les veía como seres perversos o “demonios”, y ante los movimientos de liberación gay en Europa y Estados Unidos en 1971, Nancy funda el Frente de Liberación Homosexual, siendo esta la primera agrupación de su tipo en México.

Posteriormente, quiso montar la primera obra gay en México, titulada “Los Chicos de la Banda”, adaptación de la obra de Mart Crowley, no obstante la élite religiosa prohibió su estreno en el país.  Ante el acto de censura, intelectuales y amigos de Cárdenas, se pronunciaron a través de manifiestos y artículos donde condenaban la censura y exigían el derecho de la libertad de expresión.  Apoyada por intelectuales y activistas, marchó por las calles de la Ciudad de México, para que el gobierno le permitiera montar la puesta en escena.

Pero es en 1973 cuando ocurre un hecho histórico, que marcaría un antes y un después para Nancy Cárdenas, pues ésta toma la intrépida decisión que la colocó en la historia como la primera persona en salir del clóset en televisión nacional.

Durante el programa nocturno “24 horas” de Jacobo Zabludovsky, Nancy habló de la situación legal de los homosexuales, de su persecución y represión en el país, de la falta de igualdad de derechos, y  de las  distorsiones que el psicoanálisis y la psiquiatría hacían de la homosexualidad, defendió los derechos de las personas homosexuales y de las mujeres, y se asumió como lesbiana.  Finalmente, la obra fue estrenada en Octubre de 1974.

Después de la entrevista, los medios la reconocían por sus palabras y arrojo, pero las cosas no fueron tan bien , ella misma comentó: “Nadie se me acercó para agredirme, todo lo que recibí fueron felicitaciones pero nadie me dio trabajo. (…) Mi familia dijo: qué bien una participación nacional de esa envergadura, pero lástima que fuera para el tema de los jotos”.

En 1975, junto con Carlos Monsiváis, Juan Jacobo Hernández y Luis González de Alba, publica el Manifiesto en Defensa de los Homosexuales de México, hecho que también le costaría el veto en los medios, pero esto, según sus allegados, no la derrumbó sino que la inspiró a seguir en la lucha y alzar la voz en las calles de la ciudad de México el 2 de Octubre de 1978, iniciando con ello la primera marcha del Orgullo gay en la plaza de las tres culturas.

Es en este mismo año cuando participa en la conferencia internacional del “Año Internacional de la Mujer”, celebrada en la ciudad de México en donde se utiliza por vez primera el término Lesbiana en una conferencia, leyendo la  “Declaración de las Lesbianas en México”.

Nancy escribía y hablaba sobre estos temas, porque era necesario hacerlo. Era una de las pocas personas que se atrevía pues en aquel entonces, había miedo por lo que pudiera decir la familia o inclusive, la pérdida del trabajo.

Durante la década de los 80 continuó con su trabajo como dramaturga, montando diversas obras de teatro.  Con la llegada de VIH SIDA, Nancy perdió a varios amigos por lo que solidarizó con la causa y se sumó a la campaña con su obra de teatro “Sida…así es la vida”, cuyo objetivo era dignificar la calidad de vida del homosexual e informar y desprejuiciar la mitología negra que en aquel entonces rondaba ese mal, llamado SIDA.

Finalmente, la voz de Nancy se apagó un 23 de marzo de 1994, víctima del cáncer de mama, no obstante, el legado de sus luchas perdura hasta el día de hoy, pues ella nunca dejó de ser libre.

A lo largo de la historia hay personas auténticas y Nancy Cárdenas, quien fue la voz que nunca se quiso callar, la mujer inoportuna, la primera que levantó la voz  en pro de los derechos homosexuales en México.

“La acción policíaca, anticonstitucional pero grata a los ojos de una sociedad machista, vuelve casi imposible la acción abierta organizada. Confiamos en que las tácticas de lucha de nuestras hermanas y hermanos homosexuales de otras partes del mundo nos ayuden a encontrar nuestro propio camino”.

Nancy Cárdenas.

Ilustrador: Ulysses Arroyo.