Hoy sería el cumpleaños número 62 de Keith Haring, una de las figuras más emblemáticas e influyentes del arte pop y la crítica graffitera de la década de los ’80s. No solo los colores brillantes y trazos gruesos con gis blanco le caracterizan, también le representan la justicia social, el arte subversivo y la liberación sexual en pro de visibilizar a la comunidad LGBTQ+ y dar voz a la lucha contra el VIH.

Andy Warhol fue su mentor,​ ​junto con él y Basquiat, lograron desdibujar la restricción de las galerías convencionales para poder llevar el arte pop a la música, el cine, la moda, la protesta política y a las masas. Haring no tenía miedo en plasmar a la muerte, el sexo, la espiritualidad, la maldad, el racismo, la homofobia ni a criticar al gobierno. Disfrutaba la mezcla de elementos de la cultura demótica y logró crear un código social visual que a la fecha se reconoce con tan solo verlo.

Utilizaba los espacios vacíos del metro como laboratorio para dibujar diariamente y regalaba sus dibujos a las personas que se detenían a verlo. Esto ocasionó que lo arrestaran varias veces pero esto no lo detuvo, su meta era contribuir a la cultura a través de compartir su trabajo.

Para él era importante que el arte pudiera reproducirse para llegar a la mayor cantidad personas, y para lograrlo, abrió su famosa tienda “Pop Shop”, que en esos tiempos fue radical, los críticos de arte desaprobaban el “abaratar” sus obras en camisetas, pines y chamarras. Para él valía lo mismo dibujar en una servilleta que en el muro de Berlín. No desaprovechaba la oportunidad de impartir de forma gratuita múltiples talleres de arte para niños.

En ocasiones solemos fantasear con la idea de que la época ochentera era maravillosa por lo prolifera que fue en las artes, no obstante, para las amistades que le sobrevivieron al artista, cuentan que la realidad era angustiante y se vivía con miedo a contagiarse de lo que le llamaban el “cáncer gay”. En sus pinturas, Haring hablaba sobre la importancia del sexo seguro, el peligro de consumir drogas, de la cultura del silencio que el gobierno adoptó durante la crisis del VIH y como cobraba vidas dentro de la comunidad LGBTQ+.

En 1988, Haring fue diagnosticado con VIH y a partir de ese momento decidió no parar de trabajar, pues estaba determinado a dejar un legado que representaba las problemáticas de opresión y desigualdad. Además hizo público que era seropositivo, sin importarle los estigmas y discriminación que pudiera recibir.

Cuando Haring creó su obra “Ignorancia = miedo” en 1989, una persona era diagnosticada con VIH cada 5 minutos y morían 4 por hora en Estados Unidos. También formó parte del grupo de activistas llamado​ “Act up”, con quienes tomó el triángulo rosa que los Nazis usaban para identificar a los homosexuales convirtiéndolo en una insignia de orgullo. Su activismo lo llevó a todas las formas de expresión del arte pop.

Debido a la relevancia de su trabajo, fue invitado a realizar un mural en la pared exterior de la rectoría de la Iglesia Sant’Antonio Abate en Italia, el mural “Tuttomondo” hablaba de la armonía y la paz mundial. Su última obra titulada “La vida de Cristo”, se encuentra hoy en la Catedral de San Juan Divino en Nueva York, con sus clásicas figuras talladas en hojas de oro, pesa 272 kilos y describe el nacimiento de Cristo. Hubo quienes se escandalizaron por permitir su intervención artística al ser abiertamente homosexual y esto motivaba más su irreverencia.

Fue un activista visionario, en 1989 creó la fundación​ Haring c​ on la intención de crear programas para educar e investigar sobre el VIH, ayudar a la niñez de escasos recursos a desarrollar habilidades artísticas y llevar el arte a programas educativos a nivel mundial. El 16 de febrero de 1990 murió a consecuencia de sida tan sólo 14 días después de realizar su último trabajo.

Si algo podemos apreciar del trabajo de Keith, es que su arte continúa abriendo diálogos sobre el VIH y su legado por medio de la fundación, ayuda a la niñez y a la comunidad LGBTQ+ a nivel global.

Ilustración por Lady Love para It Gets Better México.

Sitio web.

twitter: @_ladylove

facebook: /ladylovebabs

Instagram: @ladylovebabs